El pH y sus efectos en el suelo de nuestros cultivos.

Home Articulos El pH y sus efectos en el suelo de nuestros cultivos.

El pH es un parámetro muy importante a la hora de cultivar, ya que nos indica si nuestro suelo es ácido o alcalino, dependiendo de ello sus propiedades químicas, físicas y biológicas. Las raíces toman los minerales de dicho suelo para crecer, es por eso que el rango del pH se relaciona directamente con la nutrición y el desarrollo de nuestros cultivos. 

La escala de medición del pH va de los valores 0 (cero) a 14 (catorce). El rango más aceptable es de 6.0 a 6.5, aunque algunos investigadores sugieren que puede ser de 5.5 a 7.0. 

Si deseamos tener mejores cosechas, es muy importante que el parámetro del pH en el suelo de nuestros cultivos sea el adecuado, eso permitirá que la mayoría de los nutrientes mantengan su máxima disponibilidad para las plantas. 

Cuando tenemos un pH por debajo del rango recomendado, es muy probable que se presenten deficiencias de los siguientes macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo Potasio, Azufre, Calcio y Magnesio. Por el contrario, si tenemos un pH por encima del rango recomendado, se reduce la absorción de los siguiente microelementos: Hierro, Manganeso, Boro, Cobre y Zinc. 

Rangos de absorción pH y Nutrientes

http://www.agropal.com/es/el-ph-del-suelo/ 

¿Sabías que el valor del pH del suelo depende principalmente de cinco factores?

  1.     Alcalinidad del agua de riego.
  2.     Enmiendas orgánicas (compostas, abonos. etc.) o minerales como rocas.
  3.     Acidificación de las raíces.
  4.     Uso de fertilizantes de reacción ácida o alcalina.
  5.     Precipitación.

A continuación te compartimos los rangos del pH y su efecto en el suelo. Con base en ello, es muy importante identificar si nuestro suelo es ácido o alcalino y  seguir las recomendaciones: 

  • Cuando el pH es menor a 4.0, indica la presencia de ácidos libres como producto de la oxidación de sulfuros.
  • Cuando el pH es de 4.1 a 5.5, indica suelo ácido con presencia de Aluminio intercambiable y/o exceso de Manganeso.
  • Cuando el pH es de entre 7.3 y 8.4, indica presencia de Carbonatos de Calcio (CaCO3).
  • Cuando el pH es mayor a 8.4, indica concentración elevada de Sodio (Na).
  • Suelos con valores de 5.5 a 6, sin llegar a ser menor a esto, se consideran ligeramente ácidos y nos es recomendado su encalado.
  • Los suelos de 6.5 a 7.5, se consideran suelos sin problemas, como lo mencionamos anteriormente, a excepción de aquellos casos en donde se observen problemas con Bicarbonato de Sodio, mismos que podrían afectar la disposición de algunos microelementos como Hierro, Zinc, Cobre y Manganeso, los cuales son reducidos en su absorción.
  • Cuando tenemos un pH menor a 5.5, es considerado un suelo ácido, en donde se observan niveles altos de Aluminio, Hierro y Manganeso, que en exceso resultan tóxicos para las plantas. Otro problema es la baja disponibilidad de iones y Fosfato (H2PO4 y HPO4), que es la forma en que las planta absorben el Fósforo, el cual es esencial para el crecimiento y desarrollo de las raíces y la planta en general; en estos casos es muy recomendable el uso del encalado.
  • Los suelos con un pH de 7.3 a 8.4, sin llegar a ser sódicos, son muy difíciles de modificar, ya que no son viables para la administración de ácidos; aquí lo adecuado es un manejo integral del suelo para evitar problemas de absorción de micronutrientes y algunas veces de Fósforo. 

En Mycsa consideramos que la mayor absorción de nutrientes, se localiza en el rango de 6.0 a 7.0, logrando suficiente materia orgánica y un suelo vivo, lleno de microorganismos. También recomendamos el uso de Ácidos Húmicos para mejorar la estructura de suelos fatigados y desgastados, ya que facilitan la vida microbiana y potencian el desarrollo radicular, la permeabilidad y la aireación del suelo. 

¿Te gustaría tener el pH perfecto en el suelo de tus cultivos para obtener mejores cosechas? En Mycsa contamos con productos orgánicos con los más altos estándares de calidad. ¡Conócelos!


  • Bibliografía
  1. Fisiología Vegetal, Ricardo Hugo Lira Saldivar, Ed TRILLAS 2007
  2. Osorio, N. W. 2012. pH del Suelo y Disponibilidad de Nutrientes. Rev. Manejo Integral del Suelo y Nutrición Vegetal
  3. http://www.agropal.com/es/el-ph-del-suelo/
  4. https://www.acidoshumicos.com/los-acidos-humicos-y-acidos-fulvicos